La Mejor Información Deportiva

Algo no funciona en el proyecto deportivo del Betis

0

El Real Betis lleva sin engancharse de una vez a su objetivo de la temporada. El equipo no se descuelga de Europa, pero tampoco aprovecha las oportunidades. Desde muchos ámbitos se empieza a mirar al banquillo como responsables directos.

Hace dos años, desde la planta noble del Villamarín se apostó por Quique Setién para el “nuevo Betis”. El cántabro en su presentación dejó claro que él era de una manera, y que veía el fútbol de esa misma. Que, contra viento y marea, difícilmente iba a “caer de su burra”, y que conseguiría dotar al equipo de un estilo propio y reconocible, con la posesión de balón como protagonista.

Cierto es, que la primera temporada de Setién tuvo claroscuros. Los problemas de los goles en contra le lastraron mucho, pero el equipo también tenía bastante pólvora arriba. Se iba sorteando el mal de atrás, hasta el punto que un segunda división, te echó de mala manera de la copa. Fue uno de los peores momentos de la temporada de este Betis nuevo. Para remediarlo, Quique cambió el sistema. Utilizó un 5-3-2 que paró la sangría, aparte de fichar en el mercado invernal a Bartra, que rayó estos meses a un nivel espectacular.

Resultado de imagen de betis 2019

El equipo bético consiguió una racha impresionante de partidos ganados casi a final de temporada, lo que le sirvió para volver a Europa varios años después. De buenas a primeras, sin ser algo obligado, pero con un buen equipo, el Betis había dado dos pasos en su proyecto de crecimiento, y se presentaba en una competición continental.

El mercado veraniego fue convulso, pero el desembolso de la entidad para dotar de buenos jugadores a Setién no fue poco. Con uno de los presupuestos más altos de su historia, el club sevillano comenzaba una temporada ilusionante, que parecía abocada al salto definitivo de la entidad en crecimiento. En todas las quinielas, el Real Betis aparecía como favorito a todo, y no hay duda que, por jugadores, calidad no le falta, pero algo quedó cojo en verano. El centro de campo quedó bien cubierto, e incluso parecía que la defensa también, hasta la lesión de Junior, que sacó a la luz todos los puntos débiles de los verdiblancos.

Pero el foco y los palos y la deficiencia del proyecto quedó evidenciado en la delantera. Un Loren que poco parecía o nada al que se jactó de marcar el año pasado. Un Sergio León que nunca contó con la confianza del míster. Y un Sanabria que nunca dejó de ser la eterna promesa, y muy crucificado por la grada del Villamarín, y a veces con razón.

No es tan poco algo muy descabellado decir que el juego este año del Betis, poco tiene que ver con el del año pasado. Ni tampoco que este mismo no beneficia en nada a los delanteros. Aunque parece también que los “killers” de este Betis no han dado la talla este año, ni están a la altura de la institución y la exigencia. El juego del equipo hispalense se volvió aburrido, lento y previsible. Muy horizontal e incapaz de sorprender a los rivales. La táctica no varió en ningún momento de la temporada, y Quique lejos de buscar soluciones, parece empeñado en enrocarse en su propio ego, y no ver más allá de lo que él quiere ver.

Resultado de imagen de betis 2019 quique setien

Unos jugadores desubicados y mal aprovechados, que tienen por costumbre mover más de lado a lado, que en busca de la portería. Y una afición que se cansa partido tras partido de no ver a su equipo ganar. Hubo momentos de la temporada, puntuales, donde se jugó y se compitió a buen nivel, pero apenas fueron 2 partidos seguidos uno de otro.

En copa, se mejoró la imagen del año pasado, hasta llegar a unas semifinales 14 años después, pero la manera con la que se dejó escapar la eliminatoria con una ventaja de 2 goles, incendió más a la afición. Todo esto, mezclado con un clima de crispación al ver que quizás hay más equipo que entrenador, han hecho plantearse muchas cosas por Sevilla.

El entrenador cada vez más incomprendido por su afición. El equipo con unos números muy pobres en este 2019, que están lastrando todo lo bueno hecho a principio de temporada. Y el físico que parece que va a dar para muy poco ya. El problema puede enfocarse en varios lugares, pero está claro que no se puede tapar el sol con un dedo.

Mirar al banquillo sería lo fácil. También este es responsable de lo conseguido, tanto para bien como para mal…pero a algún sitio hay que poner el punto, porque la competición es clara y el equipo no es regular. Algo no funciona, y cuanto antes se vea mejor; para al menos intentar solucionarlo. Si no en estos nueve partidos que quedan, para la temporada próxima. ¡No hay tiempo que perder!.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.