AnálisisCulturaDestacadoPolideportivo

Alcaraz se corona por primera vez en Roland Garros

El murciano, Carlos Alcaraz, firma una remontada épica ante Zverev para llevarse su tercer Grand Slam a los 21 años.

El murciano, Carlos Alcaraz, firma una remontada épica ante Zverev para llevarse su tercer Grand Slam a los 21 años.

El pupilo de Juan Carlos Ferrero gana la final de Roland Garros en 5 sets ante Zverev y se convierte en el “décimo mosquetero español” en lograr el citado torneo parisino. De esta forma, Alcaraz consigue su segundo torneo de la temporada, tras el Masters 1000 de Indian Wells y el decimocuarto de su carrera.

Un niño de 12 años nacido en El Palmar (Murcia) tenía un sueño: ganar en Roland Garros. Y los sueños a veces, se hacen realidad. Al final, 9 años después, Carlitos ha levantado su trofeo predilecto, es decir, Roland Garros. Así se manifestaba el español después del épico encuentro: “Tengo la suerte de tener a parte de mi familia aquí, a mis hermanos, mis padres, mi abuelo. Para mí es formidable teneros aquí. Hay momentos en el torneo que no estabais pero sabía que desde la distancia me apoyabais», dijo. «Cuando era joven miraba este torneo en la tele y soñaba con levantarlo algún día delante de vosotros», agregó. Hasta el propio alemán se rendía al murciano: «Solo tienes 21 años y ya eres una leyenda». Efectivamente, el hombre de la “eterna sonrisa” ya ha hecho historia a pesar de que lleva apenas cuatro años en el circuito ATP.

Ambos tenistas arrancaron el encuentro nerviosos. Primero, Zverev cometía dos dobles faltas seguidas, lo que provocó que el español rompiese el primer servicio del alemán. Posteriormente, Alcaraz haría una doble falta y sacaba la caña de pescar a pasear, para que el alemán “capturase” el servicio del murciano. 1-1 en el marcador. Luego, el tenista murciano mantendría su servicio el resto del set y le haría dos breaks al alemán para apuntarse el primer set.

Sin embargo, Zverev se adjudicó el segundo apoyándose en sus primeros servicios (83% con un 80% de puntos ganados) para reaccionar y empatar el partido. Mientras, Alcaraz cometía bastantes errores no forzados (14).

En el tercero también se impuso Zverev pese a que el español iba ganando 5-2. A la velocidad de la luz, Alexander se puso en ventaja a falta de cerrar el set con su servicio, El alemán apenas cometía errores no forzados y sacaba a relucir su mejor golpe, el revés, principalmente el paralelo. Por su parte, Carlitos estaba “grogui”. Como cuando llegas a casa después de una borrachera y te tumbas en la cama.

Pero Alcaraz superó la “resaca” en el cuarto set y destrozó a Zverev a base de restos y golpes ganadores. El español cambiaba alturas, variaba golpes y ganaba los intercambios cortos (de 1 a 4). Partido empatado y todo se decidiría en el quinto.

El físico y la mentalidad de Alcaraz

En el último set, Alcaraz, más entero físicamente que su rival, gestionó mejor los momentos decisivos del encuentro (9/16 bolas de break ganadas en total por el español en el partido por las 6/23 de Alexander) y se llevaría el partido con un golpes de “elegido” y un error no forzado del alemán. El primero fue un revés paralelo a una mano tras una subida del alemán a la red.

El alemán lo asesinaba con la mirada y Carlitos celebraba el punto, consciente de la importancia del mismo. 40-0 y tres bolas de partido para el español. Sin embargo, el alemán salvaría la primera bola 40-15. Posteriormente, el alemán estrelló la pelota en la red y Carlitos conquistó París . Finalmente, el murciano venció en 5 sets 6-3, 2-6, 5-7, 6-1 y 6-2, en 4 horas y 19 minutos.

 

Imagen principal vía: (Dimitar Dilkoff /Getty Images)

Síganme en @enganche94 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba