La Mejor Información Deportiva

A nuestro proyecto le falta una MSN

0

A pesar de que el juego asociativo en tres cuartas partes de campo ha mejorado, la selección española sigue pecando de no tener mucho gol y magia en la zona ofensiva.

Los inicios de un nuevo proyecto en cualquier club son muy complejos, pero lo es aún más en una selección que ha pasado de ganar consecutivamente dos Eurocopa y un Mundial, a caer eliminado en los octavos de final de los dos últimos torneos. Ser seleccionador no es fácil, y más en un país tan resultadista como lo es España, donde cada uno de nosotros nos creemos ser seleccionadores. Luis Enrique empezó, gano a Inglaterra y Croacia, cuarta y subcampeona del Mundial de Rusia, y después tuvieron que pasar cinco meses y una navidad para que volviera a tener a su disposición a una lista de jugadores que, con el paso del tiempo, se debe ir convirtiendo en un equipo. Aunque a veces no lo parezca, ser seleccionador no es nada fácil.

Uno de los factores más importantes para darle kilómetros a un proyecto es el de otorgar valor a la meritocracia, el de convocar a un futbolista por sus méritos deportivos antes que por su DNI. Ahí está el ejemplo de Jaime Mata, entre otros. Pero, en el campo, en el césped, es donde se reflejan para bien o para mal los proyectos.

¿Está funcionando la nueva España de Luis Enrique? Cuando en casa le ganas por la mínima a una selección como Noruega, es obvio que como siempre hay muchas cosas por mejorar, pero el fútbol es tan simple que, todos los que cada vez que llega una convocatoria nos transformamos en seleccionadores, sabemos que este deporte se trata de marcar un mayor número de goles que el rival.

Ceballos, Morata, Rodrigo y Navas celebrando un gol en la victoria ante Noruega.Fuente: El Desmarque

España, con respecto al último Mundial, ha mejorado en un aspecto del juego tan importante como lo es la velocidad en la circulación del balón. Así ganamos nuestro primer Mundial, así el Barcelona de Guardiola se convirtió en el mejor equipo del mundo de los últimos tiempos, y así, Luis Enrique, ganó un triplete en su primera temporada en el Camp Nou. Pero en ese primer curso le costo arrancar. La maquinaria del juego funcionaba bastante bien, pero a la hora de conectarse en área rival… Hasta que nació la MSN (Messi, Suárez y Neymar). Explotó ese mágico tridente, y el Barcelona de Luis Enrique empezó y lo acabó ganando todo. Por ejemplo, nuestra particular MSN pudiera ser la formada por Asensio, Rodrigo y Morata, pero es evidente que todavía no han explotado. Cuando llegue la hora de la verdad, que es cuando nos midamos a cara o cruz con las potencias mundiales, necesitaremos mucho gol, pues si no tenemos dinamita nos iremos otra vez a casa en octavos de final. Por eso, nuestro proyecto, «nuestro» porque es nuestra selección, necesita una MSN que, además de devolvernos definitivamente la ilusión, nos devuelva a, por lo menos, estar en la pomada de las citas grandes.

Imagen destacada vía: TVE 

Sígueme en Twitter @franyako , y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo 

Deja un comentario